Tarta Tatin de Melocotón

  • Tarta Tatin de Manzana

  • Tarta Tatin de Plátano

  • Tarta Tatin de Piña

  • Tarta Tatin de Pera

  • Tarta Tatin de Melocotón


  • "Tarta Tatin de Melocotón"

    Tarta Tatin de Melocotón



    Ahora os mostramos como hacer otra de las mejores variantes de la receta original que puedes encontrar. Te detallamos paso a paso como hacer en casa esta rica tarta Tatin de melocotón, que resulta realmente deliciosa.

    Ingredientes:

    . Una lámina de hojaldre
    . Melocotones, 6-7 grandes
    . Azúcar, 150 gramos
    . Canela en polvo
    . Agua, 125 ml




    Preparación:

    Comienza antes de nada preparando los melocotones, los cual vamos a pelar y quitar el hueso, y después vamos a cortarlos en cuatro partes de un tamaño similar más o menos. Intenta usar melocotones que estén maduros para que el sabor de la tarta sea el mejor. Reserva los melocotones troceados para más adelante. Pon el horno a precalentar a 180ºC mientras seguimos con la receta.

    En un cacito ponemos unos 125 ml de agua a calentar a fuego suave, y añadimos todo el azúcar indicado en los ingredientes. Removemos para que el azúcar se vaya mezclando y se vaya convirtiendo en caramelo, que una vez lo tengamos listo, lo vertemos sobre el molde en el que vayamos a preparar la tarta Tatin de melocotón, repartiéndolo bien para cubrir toda la base al completo.

    Sobre este caramelo casero vamos a ir colocando ordenadamente los trozos de melocotón, para que no queden huecos entre ellos y nos quede la base bien cubierta con ellos. Espolvoreamos un poco de azúcar por encima de los melocotones y cubrimos todo el molde con la lámina de hojaldre, cuyos bordes doblamos cerrando bien la masa sobre el molde. Hazle unos pinchazos con un tenedor para que la tarta no se hinche al hornearse y se llegue a romper.


    Con el horno ya a los 180ºC programados, metemos el molde en el mismo y dejamos que se hornee unos 25-30 minutos, momento en el que el hojaldre se haya dorado bien y quede en su punto. Sacamos del horno, dejamos templar unos minutos y a continuación le damos la vuelta a la tarta, la desmoldamos y dejamos enfriar del todo para comerla. Métela en la nevera para que la puedas servir bien fría.