Tarta Tatin de Plátano

  • Tarta Tatin de Manzana

  • Tarta Tatin de Plátano

  • Tarta Tatin de Piña

  • Tarta Tatin de Pera

  • Tarta Tatin de Melocotón


  • "Tarta Tatin de Plátano"

    Tarta Tatin de Plátano



    La tarta Tatin es una tarta típica de la gastronomía francesa, que originalmente se prepara con manzana, pero en esta ocasión vamos a hacer una tarta Tatin de plátano, una variante muy rica y sabrosa.

    Ingredientes:

    . Plátanos, 5 o 6 grandes
    . Caramelo líquido
    . Una lámina de hojaldre




    Preparación:

    Elige un molde adecuado para la tarta que vamos a preparar, que sea apto para el horno y que no sea demasiado alto, ya que a la hora de cubrirlo con la masa de hojaldre debe quedar bien pegada a los plátanos. Pon el horno a precalentar a 180ºC, con calor por arriba y por abajo, para que vaya alcanzando esa temperatura mientras hacemos la tarta.

    Vierte el caramelo líquido sobre el fondo del molde, cubriéndolo totalmente con una buena cantidad del mismo. Pela los plátanos y córtalos en rodajas de un centímetro más o menos, que sean gruesas, y las vas colocando sobre el caramelo líquido, intentando dejar los menos huecos posibles entre ellos. Si quieres puedes hacer dos capas de plátano, colocándolos ordenadamente para ello.

    Mete el molde relleno en el horno y deja que se hornee unos 5 minutos, para ablandar un poco los plátanos. Pasado ese tiempo saca el molde y espolvorea un poco de canela sobre los plátanos, y luego coloca la masa de hojaldre cubriendo el molde. Los bordes sobrantes córtalos dejando sobre un centímetro de margen, que debes doblar para cerrar bien la tarta. Hazle unos pinchazos con un tenedor por arriba y vuelve a hornear unos 20-25 minutos, hasta que el hojaldre se haga bien y quede dorada.


    Una vez esté hecha, se saca del horno y se deja templar a temperatura ambiente durante unos minutos, para después darle la vuelta y desmoldarla. Se deja enfriar bien y se mete en la nevera hasta que se vaya a comer bien fresquita. Si quieres puedes añadir por encima una capa de nata montada, le da un toque muy rico.